• hidrosalud@hidrosalud.com
  • 902 36 14 83

Ósmosis inversa: somos lo que bebemos

  • -
osmosis inversa

Ósmosis inversa: somos lo que bebemos

Tags : 

Hidratarse correctamente es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Hacerlo mediante el agua de los equipos de ósmosis inversa, es la mejor alternativa. El agua presenta múltiples beneficios. Entre ellos, están la regulación de nuestra temperatura corporal o el transporte de nutrientes y oxígeno a nuestras células. Asimismo, también ayuda a convertir los alimentos en energía y a absorber los nutrientes.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda beber cada día entre dos y tres litros de agua. Pero hay que tener en cuenta que cada persona es diferente, y que las circunstancias varían dependiendo de la edad, sexo, peso, metabolismo, actividad…

En el cuerpo humano, el agua se distribuye en tres compartimentos:

  • La de dentro de las células
  • el agua intersticial (rellena el espacio entre las células)
  • el que circula por dentro de los vasos sanguíneos.

Estos tres compartimentos acuosos están en continuo intercambio para mantener un correcto equilibrio para nuestra salud. Es importante destacar que las células más activas, como las de los músculos y las vísceras, contienen la concentración más alta de agua.

Hidratación consciente

El ser humano adulto, según su condición física, sexo, edad, estilo de vida y clima en el que resida, tiene de promedio un 65% de agua en su cuerpo. Se calcula que en la infancia supone el 80%, porcentaje que va decayendo hasta la vejez, en la que baja hasta un 50% en mujeres y un 60% en hombres.

Pero el cuerpo humano no tiene provisión para almacenar agua. Cada día pierde en unos dos litros y medio, por diferentes vías. La orina (1.500 ml), las heces (150 ml), el sudor (350 ml) y la respiración (400 ml). Eso significa que la cantidad de agua que se elimina al día debe ser restituida para mantener el organismo bien hidratado. Beber agua proveniente de un equipo de ósmosis inversa es una buena alternativa.

Del 20 al 30% del agua diaria lleva a nuestro cuerpo a través de alimentos sólidos. El resto llega mediante la toma directa de agua. Aunque estos datos, como hemos dicho anteriormente, varían en función de los hábitos de cada individuo (alimenticios, ejercicio físico…).

Deshidratación y sed

Cuando perdemos más hidratación de la permitida, es cuando se produce la deshidratación. Ésta puede ser leve, moderada o grave, dependiendo de la cantidad de líquido corporal que se haya perdido o que no se haya repuesto. Con una pérdida del 1% del agua corporal total, es cuando aparece la sensación de sed. Y está clínicamente demostrado que una disminución del 2% reduce el rendimiento y la función mental. No descuides beber agua de tu equipo de ósmosis inversa.

La deshidratación aumenta el ritmo cardiaco y dificulta el mantenimiento de la presión arterial. Un 4% de pérdida es ya un claro factor de riesgo y la falta del 10-15% del agua corporal total puede causar la muerte. Por su parte, la sed es un mecanismo fundamental para mantener niveles normales de hidratación ya que nos permite recuperar las pérdidas en el momento que las necesitamos.

Cuando hacemos deporte, necesitamos beber agua, ya que al sudar la perdemos. Es importante hacerlo antes de comenzar el ejercicio. Hacerlo con la comodidad de tus equipos de ósmosis es un verdadero privilegio. En verano es conveniente evitar estar al aire libre/sol entre las 12 pm y las 16 pm, las horas con temperaturas más altas y mayor riesgo de deshidratación. Si por algún motivo estamos en la playa justo en esas horas, debemos ir bebiendo de manera gradual.

Las bebidas que contienen alcohol son menos hidratantes. Es bueno beber agua de tu ósmosis inversa antes de beber alcohol, o ir intercalando agua mientras lo bebemos.

Hábitos para estar hidratados

Beber agua debe ser algo progresivo. Se debe ir haciendo poco a poco, a lo largo del día. Es mejor no esperar a tener la sensación de sed, sino ir bebiendo pequeñas cantidades. ¿Eres una persona que no acostumbra a beber demasiado? Es recomendable, al menos, un vaso de agua en cada una de las comidas del día (desayuno, comida, merienda y cena), que ayudará además a favorecer la ingesta de los alimentos. También que tomen al menos otros cuatro vasos de agua repartidos a lo largo la jornada. Beber aguas en ayunas ayuda a eliminar toxinas.

Durante el embarazo, se producen una serie de cambios fisiológicos que hacen que se incrementen los requerimientos de hidratación. De hecho, una mujer embarazada necesita aumentar su ingestión diaria de agua en al menos 300 mililitros con el fin de disponer de la cantidad suficiente para atender la formación del líquido amniótico, el crecimiento del feto y la mayor ingestión de energía que se produce durante la gestación.

Funciones positivas del agua

Va bien para perder peso: El agua es una herramienta fundamental para perder peso, sobre todo porque sustituye al alcohol, refrescos y zumos envasados. Estos contienen mucho azúcar y calorías. Si se consumen habitualmente, pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Además, quita o reduce el hambre. ¿Os ha pasado tener hambre pero que en realidad era sed? El agua no tiene grasas, ni calorías, ni carbohidratos, ni azúcar. Por lo tanto, si bebes con regularidad estás favoreciendo tu dieta para perder peso.

Aumenta tu energía: Si no bebes suficiente agua, estás deshidratado y la deshidratación te quita energía. La consecuencia es que tienes sensación de fatiga y te notas cansado. Si estás en el trabajo, no olvides ir bebiendo, así como deberás prestar especial atención en verano, cuando el calor aumenta la probabilidad de deshidratarnos. En Hidrosalud, además, contamos con fuentes de agua de máxima calidad, perfectas para tener instaladas en la oficina o en cualquier puesto de trabajo. Una forma segura de mantener unos óptimos niveles de hidratación.

Beber agua de manera continua y en las cantidades adecuadas, hace que tengas menos probabilidades de sufrir un ataque al corazón. Para las personas que tengan problemas de este tipo, el beber agua será un método de prevención fácil y accesible.

Acaba con el dolor de cabeza:  Los dolores de cabeza son otro síntoma de deshidratación. Muchas veces, cuando te duele la cabeza es probable que sea porque no has bebido suficiente agua, aunque por supuesto, hay muchas otras causas para el dolor de cabeza. Siempre consulta con tu médico.

Siéntete bien bebiendo

Permita que te sientas mejor:  La deshidratación puede reducir tu capacidad para hacer ejercicio. Bebe agua, antes, durante y después del ejercicio y mejorará tu actividad deportiva, puesto que la sudoración hará que tu organismo pierda agua, por lo que tu deberás contrarrestar este efecto bebiendo.

Mejora tu digestión: Y también el tráfico intestinal.  A la hora de hacer la digestión, es conveniente una buena cantidad de agua para hacerla mejor. Normalmente, beber agua soluciona los problemas de acidez estomacal y el agua junto con la fibra puede curar el estreñimiento, que con frecuencia, también es consecuencia de la deshidratación. En profesiones sedentarias, en las que se pasan muchas horas delante del ordenador, sentado, es un punto a considerar.

Tu piel se mantiene más sana: El agua será la responsable de que tu piel se mantenga más tersa y radiante. Pese a que la genética es fundamental, siempre mejorará todo si llevamos a cabo una hidratación adecuada y nos cuidamos.

Limpia tu organismo: El agua elimina las toxinas y los productos de deshecho de tu organismo, por lo que será fundamental ingerir la cantidad de agua necesaria para que nuestros riñones y todo el sistema excretor pueda ejercer su función. De lo contrario, no seremos capaces de eliminar las sustancias que nos sobran y se irán acumulando, un hecho que puede derivar en afecciones como cálculos o ácido úrico.

Ósmosis inversa, agua de calidad

En Hidrosalud somos especialistas en ofrecer las mejores soluciones para el agua en tu hogar. Llevamos casi 20 años en el sector y nos estamos convirtiendo en un referente.  La ósmosis es un proceso natural en el cual el agua pasa a través de una membrana semipermeable. Desde una solución menos concentrada hacia una solución más salina, que sirve para equilibrar las concentraciones.

Por su parte, la ósmosis inversa revierte el proceso natural mediante la aplicación de una presión, es decir, forzando al agua a pasar a través de una membrana semipermeable, desde una solución más concentrada en sales u otros contaminantes a una solución menos concentrada, con el objetivo de obtener agua libre de sales, microorganismos y partículas en suspensión. Agua pura y de calidad para ti y toda tu familia.

Siempre que la necesites, la tendrás a mano con nuestros equipos de ósmosis inversa de última generación. Diseño e innovación a tu alcance. Con la posibilidad de tenerlo discretamente colocado debajo del fregadero, sin apenas ocupar espacio. Todo son ventajas. ¡Pásate al sistema de ósmosis inversa! ¡Pásate a Hidrosalud!


En Hidrosalud cuidamos del agua ¿Quieres saber más?

WordPress Video Lightbox Plugin